jueves, 7 de agosto de 2008

Destino



A veces nuestro destino semeja un árbol frutal en invierno. ¿Quién pensaría que esas ramas reverdecerán y florecerán? Mas esperamos que así sea, y sabemos que así será.

4 comentarios:

La sonrisa de Hiperión dijo...

En japón los cerezos en flor, son fuente de abundancia. Una flor en el mazizo de frío lo calienta todo.
Me ha gustado el post
Saludos!

leo dijo...

lo que pasa es qeu siempre queremos las cosas sin esperar... la falta de paciencia y de ilusiones hace que nos desesperemos en saber que pasará con nuestro destino, pero todo a su tiempo...igual que llega la primavera y viste cada árbol, llega el invierno y los deja desnudos... bessos mariki

mofin dijo...

a veeeeeeeeeeeeeeeeer, tú eres la mariki, la de linares...donde un huevo son dos pares, joder!!!

mariki!!! y es cuando veo tu perfil que siempre agrando la foto porque sospecho en el gris hay un peazo arcoiris pa'í detrás

....dos regalos

mi haiku:

sudor que inunda,
mi piel marchita
tu sol refresca


y una canción, con poderío...

http://musikmofin.blogspot.com/2008/07/gossip.html


besos te daría, pero fijate que es principio de mes y ya estoy corto...pídele a leo(que le di alguno)


y gritaaaaaa
jooooooooooooooooooooooooder

ni jolin ni ostias: joooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooder

gritaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

daniel lucas dijo...

Pues deben, porque si no, entonces quedare sin hojas, seco y moribundo, como lo esoty ahora.